RecetasDeSara.com

Delicias de Damasco

RecetasDeSara
Cocinado por
30 min.

Fantástico pastel de sémola y leche regado con un jarabe con esencia de limón que nos transporta a la Ciudad del Jazmín, donde los vendedores ambulantes ofrecen pequeñas porciones de estas delicias.

Ingredientes

  • Sémola fina – 500 gr
  • Azúcar glas – 250 gr
  • Leche – 400 ml
  • Levadura química – 10 gr
  • Ralladura de la piel de una naranja
  • Mantequilla
  • Almendras fileteadas
  • Agua – 300 ml
  • Limón – 1
  • Azúcar – 500 gr

Paso a Paso

  1. Vertemos en un cuenco grande la sémola fina, el azúcar glas y la levadura. Removemos para mezclarlos un poco.
  2. A continuación vertemos la leche (es indiferente que esté fría de la nevera o a temperatura ambiente) sobre los otros ingredientes y mezclamos concienzudamente con la ayuda de unas varillas.
  3. A continuación añadimos la ralladura de una piel de naranja y mezclamos nuevamente.
  4. Por otro lado, untamos generosamente con un trozo de mantequilla los laterales y el fondo de un molde rectangular para pasteles y esparcimos por encima un buen puñado de almendras fileteadas, que se quedarán pegadas.
  5. Vertemos al molde la masa de sémola, tapamos con film transparente y dejamos reposar el pastel un día entero en el interior del frigorífico. Este tiempo de reposo es importante para que la sémola absorba por completo la leche, quedando homogéneo y tierno.
  6. Al día siguiente calentamos el horno por la parte de arriba y abajo a 180 ºC e introducimos el molde durante 20 minutos. Para conseguir que nos quede dorado por arriba lo dejaremos durante 5 minutos más con la función de gratinar.
  7. Mientras se hornea nuestro pastel aprovechamos para preparar el jarabe. Para ello ponemos en un cazo 300 ml de agua, 500 gr de azúcar y un limón cortado a rodajas. Hervimos la mezcla hasta disolver el azúcar y mantenemos bien caliente.
  8. En cuanto saquemos el pastel del horno, y sin desmoldar, lo regamos con el jarabe bien caliente apartando las rodajas de limón. Al principio verás que el pastel queda completamente cubierto por el líquido, pero no te preocupes porque lo absorberá en su totalidad.
  9. Dejaremos transcurrir una hora para proceder a desmoldar el pastel. Para cortarlo realizaremos 3 cortes longitudinales, y luego haremos cortes en el sentido contrario consiguiendo pequeños rectángulos, los cuales podremos decorar con almendras previamente tostadas en una sartén sin aceite.
Comparte la receta!

Comentarios

comentarios

Categoría: