RecetasDeSara.com

Manitas de cerdo en salsa

RecetasDeSara
Cocinado por
60 min.
| Comensales: 4 personas

Ingredientes:

  • 4 manitas de cerdo (8 mitades)
  • 1/2 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 3 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1/2 cucharada de harina
  • 1 guindilla de cayena
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 50 ml de vino blanco (opcional)

Paso a Paso:

  1. Primero debemos limpiar bien las manitas, y con la ayuda de un soplete nos aseguraremos de que no queden pelos. Las ponemos a cocer en abundante agua con sal, preferiblemente en una olla a presión. El tiempo de cocción dependerá de cada olla; en la mía, para que sirva de referencia son unos 10 minutos.
  2. Mientras tanto podemos preparar la salsa. Para ello ponemos los granos de comino en una sartén sin aceite, y cuando estén tostados los machacamos en un mortero, esto hará que desprenda todo su aroma.
  3. Por otro lado picamos finamente la cebolla y el ajo. En una cazuela de fondo ancho echamos un poco de aceite y agregamos la cebolla y la pochamos a fuego medio. Cuando ésta haya adquirido un color transparente añadimos el ajo, terminando de sofreír ambos ingredientes juntos.
  4. Cuando el sofrito tenga un color tostado incorporamos la harina y el pimentón, dejando freír unos segundos nada más ya que si el pimentón se quema dará un sabor amargo al plato. Si le quieres añadir vino blanco es el momento, dejamos evaporar el alcohol.
  5. A continuación añadimos agua, o mejor aun, si ya están cocidas las manitas utiliza el caldo de cocción. Le agregaremos unos 200 ml.
  6. Por último incorporamos a la cazuela con la salsa los cominos tostados y machados, las hojas de laurel, la guindilla de cayena y sal al gusto. Removemos para mezclar sabores.
  7. Sólo queda introducir las manitas cocidas en la salsa y dejar hervir unos minutos para que coja sabor, removiendo bien para que queden impregnadas por la salsa.
  8. Si te apetece, acompáñalas de unas sabrosas patatas fritas.

CONSEJO: Si las guisas el día anterior tendrán mucho más sabor. Y si te sobran las puedes congelar y degustar cuando más te apetezca.

Comparte la receta!

Comentarios

comentarios

Categoría: