RecetasDeSara.com

Mermelada de fresa

RecetasDeSara
Cocinado por
1h. 30min.
| Comensales: 3 botes pequeños

Aprende a hacer de forma sencilla tu propia mermelada casera de fresas y añádela a tus tostadas, yogures, postres, canapés con queso… tiene mil posibilidades, descubre tu favorita.

Ingredientes

  • Fresas – 1 kg
  • Azúcar moreno – 250 gr
  • Azúcar blanco – 250 gr
  • Rama de canela – 1
  • Zumo de medio limón

Paso a Paso

  1. Lavamos las fresas con agua y eliminamos las hojas. Una vez limpias las troceamos en trozos pequeños. Es importante hacer este paso con cuchillo y no con la trituradora para que se aprecie la textura de la fruta una vez cocinada la mermelada.
  2. Una vez troceada la fruta le añadimos el azúcar moreno y el azúcar blanco. Para calcular esta medida hay que tener en cuenta que siempre hay que poner el doble de fruta que de azúcar, en este caso tenemos 1 kg de fresas, por tanto pondremos 1/2 kg de azúcar. Puede ser el medio kilo de la misma azúcar, pero a mí me gusta poner mitad moreno y mitad blanco.
  3. Removemos y dejamos macerar la fruta junto con el azúcar durante 15 minutos para que las fresas suelten el jugo.
  4. A continuación ponemos la mezcla en una olla alta, ya que saldrá espuma y también salpicará, así evitamos quemarnos. Añadimos la rama de canela y el zumo de medio limón.
  5. Llevamos a ebullición a fuego fuerte durante 15 minutos y removemos constantemente. En ese tiempo saldrá una espuma en la superficie que iremos retirando según vaya apareciendo.
  6. Ahora ponemos la olla a fuego lento y dejamos cocer 30 minutos más removiendo de vez en cuando. Transcurrido ese tiempo el líquido se habrá reducido y la mermelada estará más densa.
  7. Esperamos un poco a que se enfríe para evitar quemarnos con el azúcar caliente mientras rellenamos los tarros.
  8. Para conservarla más tiempo sin miedo a que se estropee sólo tenemos que cerrar bien los tarros y sumergirlos en una olla con agua y llevarlo a ebullición durante 20 minutos. De este modo se hará el vacío y podremos consumirla incluso un año después.
Comparte la receta!

Comentarios

comentarios