RecetasDeSara.com

Risotto de setas

RecetasDeSara
Cocinado por
60 min.
| Comensales: 4 personas

El arroz se puede preparar mil maneras diferentes, y ésta es una de mis favoritas. El risotto, típico de la comida italiana, tiene una cremosidad inigualable. Además es un plato tan versátil que se puede preparar con los ingredientes que más nos gusten.

Ingredientes

  • Arroz bomba – 240 gr
  • Cebolla pequeña – 1
  • Vino blanco – 125 ml
  • Setas variadas – 400 gr
  • Ajo – 2 dientes
  • Mantequilla – 30 gr
  • Queso parmesano rallado – 100 gr
  • Pastilla de caldo de verduras concentrado – 1
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Paso a Paso

  1. Antes de empezar a preparar el arroz, cocinaremos las setas. En mi caso he utilizado 400 gr de setas variadas congeladas, las cuales he descongelado unas horas antes. Por supuesto que son mejores las frescas, pero si no las encuentras ésta es una buena solución.
  2. Picamos el ajo finamente y lo doramos en una sartén con un poco de aceite. A continuación añadimos las setas descongeladas y freímos hasta que se haya evaporado todo el agua que sueltan éstas. Salpimentamos y reservamos.
  3. Por otro lado, dejaremos preparado el caldo de verduras en un cazo, para ello disolvemos la pastilla de caldo de verduras en un litro de agua y reservamos. Es importante que esté bien caliente.
  4. En una olla mediana ponemos otro poco de aceite y pochamos la cebolla a fuego medio. Cuando veamos que tiene un color cristalizado añadimos el arroz y freímos todo junto unos 2 minutos sin parar de remover.
  5. Incorporamos el vino blanco al arroz dejando que evapore el alcohol y por último añadimos las setas fritas con ajo.
  6. Ahora llega el momento de cocer el arroz. Echamos dos cazos del caldo de verduras caliente y removemos sin parar hasta que se evapore. Cuando no quede caldo añadimos un nuevo cazo y repetimos la operación.
  7. Seguiremos con esta dinámica hasta que el arroz esté cocido. Es muy importante ir echando el caldo poco a poco y sólo incorporar un nuevo cazo cuando se haya consumido el anterior, y no parar de remover para conseguir esa cremosidad tan característica.
  8. No hay que añadir sal al arroz puesto que la que tiene el caldo es más que suficiente.
  9. Cuando el arroz esté en su punto de cocción, si vemos que ha quedado muy seco le añadimos un poquito de caldo porque si no el queso parmesano hará que espese todavía más, y nosotros lo que queremos es un arroz cremoso.
  10. Quitamos del fuego y agregamos la mantequilla y el queso rallado, damos unas vueltas hasta que se integren estos ingredientes y servimos caliente.
Comparte la receta!

Comentarios

comentarios