RecetasDeSara.com

Boquerones en vinagre

RecetasDeSara
Cocinado por
40 min.

Aprende a hacer este fresco aperitivo con boquerones marinados en vinagre. Es más fácil de lo que te pueda parecer, tan sólo tienes que tener en cuenta los trucos que te doy a continuación.

Ingredientes:

  • Boquerones frescos – 500 gr.
  • Vinagre de vino blanco – 150 ml.
  • Agua – 150 ml.
  • Sal – 1 cucharadita
  • Ajo – 3 dientes
  • Perejil fresco picado – 1 cucharada
  • Aceite de oliva

Paso a Paso:

  1. Comenzamos limpiando los boquerones, para ello con una mano agarramos el pez por la zona del lomo y con la otra cogemos la cabeza y tiramos hacia abajo arrastrando el dedo índice para eliminar las vísceras al mismo tiempo. Para quitar la espina metemos el dedo índice entre ésta y la carne del lomo hasta despegarla de la carne, entonces tiramos hacia abajo y saldrá entera. De este modo quedarán completamente limpios y unidos los dos filetes por la parte del lomo en dos rápidos gestos. Los primeros cuesta un poco más pero en cuanto se coge práctica limpiarlos nos llevará poco más de 10 minutos. TRUCO: Si quieres que queden los filetes con un acabado más fino, corta con tijeras los dos milímetros de piel sobrante que queda en la zona por donde se han sacado las vísceras.
  2. Una vez quitadas las vísceras y la espina los pasamos por el grifo para limpiarlos y los metemos en un cuenco con agua y abundante hielo durante 15 minutos, esto es para eliminar la totalidad de la sangre que quede en las venitas del pescado.
  3. Ahora los sacamos y los vamos colocando en un recipiente con tapa con la piel hacia abajo y los cubrimos en su totalidad con una mezcla a partes iguales de agua y vinagre y una cucharadita de sal. Las cantidades de estos ingredientes variará de la cantidad de boquerones, lo importante es que queden cubiertos. Los dejamos macerar un mínimo de 8 horas.
  4. Pasadas las horas los escurrimos y los secamos con cuidado con papel absorbente de cocina.
  5. Ahora es el momento de congelar los boquerones para asegurarnos eliminar el temido anisakis. Los dejaremos por lo menos 48 horas en el congelador.
  6. Cuando quieras consumirlos sólo tendrás que descongelarlos y echarles por encima un majado de ajo, perejil y aceite. Lo mejor es dejarlo un rato con estos ingredientes para que coja sabor. Si no te los acabas todos puedes consumirlos en los siguientes 3 días gracias a que están con aceite y se conservan mejor, eso sí, guardados en el frigorífico.
Comparte la receta!

Comentarios

comentarios